Amortiza tus deudas ¿reducir cuota o plazo? (I)

Amortiza tus deudas ¿reducir cuota o plazo? (I)

deudas

A todos nos gustaría el poder comprar las cosas de una vez, es decir llegar a la tienda, al concesionario o a la inmobiliaria, y pagar la totalidad del importe al momento, sin generar deudas. Pero desafortunadamente  este privilegio solo lo tienen aquellos que manejan importantes fortunas o eso creemos y por eso caemos en grandes deudas.

Según esto el resto de los mortales tenemos que conformarnos a la hora de comprar aquello que tiene un alto precio con hacerlo a crédito, lo que significa que casi todos tengamos una o más deudas.

Esta condición hace que cuando nos juntamos con algo de dinero, solamos plantearnos el amortizar algo de ese préstamo, pero siempre nos suele surgir la duda de si es mejor reducir tiempo o capital.

Por esta razón queremos aconsejarte sobre ello y que de esta manera tomes la mejor decisión sobre el pago de tus deudas.

Salomoney

1. Ejemplo práctico: La primera idea sería siempre la de reducir el plazo, ya que de esa manera vamos a pagar menos dinero, puesto que los intereses suben según el tiempo que tengamos para pagar las deudas.

a) Imaginemos que nos han concedido un crédito de 12.000 dólares, con un plazo de 6 años para devolverlo y un impuesto del 8%. Tendremos una cuota de 210 dólares y al cabo de esos 6 años habremos pagado 15.120 dólares, aproximadamente un 25%  más del dinero que nos han concedido.

Imaginemos ahora que recibimos un ingreso extra de 4.000 dólares. Tenemos dos opciones:

1. Reducir plazo: Ahora solo debemos 8.000 dólares. Si bajamos el plazo a 4 años, pagaremos algo menos de cuota, 195,3 dólares, pagando al final unos 9.374 dólares, como vemos se nos irá mucho menos dinero en intereses.

2. Reducir cuota: Ahora que hemos reducido esos 4.000 dólares, nos quedan 8.000 dólares, y decidimos que el préstamo siga teniendo un plazo de 6 años, la cuota bajará bastante, a 140,27 dólares, pero pagaremos al final la cantidad de 10.099 dólares, con lo que estaremos pagando unos  700 dólares más que si hubiéramos decidido rebajar el plazo.

Y hemos visto el ejemplo de unas deudas con impuestos relativamente bajos, si fuera una hipoteca estas reducciones de plazo podrían suponernos muchísimo más dinero.

Déjanos saber sobre tu experiencia cuál consideras que es la mejor opción, cuéntanos en nuestra sección de comentarios que elegirías o elegiste tu.

¿Quieres cambiar tu situación financiera actual? Es momento de que conozcas nuestro Increible Coach SALOMONEY.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}